Jaume Darbra es flautista profesional de música clásica y contemporánea. La flauta le ha ido llevando desde un pequeño pueblo de Lleida hasta Amberes, donde está formándose actualmente.

Hay numerosos estudios que confirman que la música clásica influye en nuestro estado de ánimo, de tal manera que es una herramienta de apoyo utilizada en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como por ejemplo el Alzheimer. Según la web especializada en educación musical Red Música Maestro, los ritmos y patrones tonales de la música clásica crean unas ondas cerebrales lentas que favorecen la relajación y ayudan a reducir los niveles de presión arterial, estrés y ansiedad.

Para estos momentos de incertidumbre y preocupación por el futuro, Jaume nos comparte el tercer movimiento de la Partita para flauta sola (Sarabande) de Johann Sebastian Bach buscando contrarrestar la agitación de estos momentos con la tranquilidad y calma que le aporta esta pieza clásica. Hace unos años, un artículo de The Guardian compartía diferentes opiniones de personas con profesiones muy diferentes a los unía la pasión por la música de Johann Sebastian Bach. Había músicos, pero también directores de orquesta, filósofos o escritores: para algunos podía ser la precisión matemática de sus composiciones, para otros lo que les trasmitía interiormente escuchar su música, pero lo cierto es que más de tres siglos después de que se escribieran, las obras de este compositor sigue teniendo legiones de fans.

La música puede ser una herramienta perfecta para trasladarnos por unos minutos y desconectar del ruido del mundo exterior. En este caso, el sonido de la flauta nos ayuda a dejar la mente en blanco y fluir con las notas. Siguiendo la invitación de Jaume, estos días que tenemos que permanecer en casa pueden ser un buen momento para reflexionar, para autocuidarnos y cuidar de la familia y amigos, aunque sea desde la distancia.

Escuchar | 4min 11sg

También disponible en

Soundcloud

Spotify

Recomendaciones

Recomendaciones